BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
dimecres , febrer 22 2017
Home / Qui Som / Història del STAC

Història del STAC

El movimiento que da origen al STAC nace a primeros de 1972, después de la última concesión de licencias y se elimina aquellos conductores que no son asalariados. Fue un grupo de taxistas progresistas que empieza a revelarse contra el poder establecido de la época, léase Tormo y compañía (Presidente Nacional del Taxi, del Sindicato Provincial del Transporte, de la Cooperativa del Taxi, del subgrupo Sindical y Concejal del Ayuntamiento de Barcelona).


Solé Barberà, con su mujer en 1976

Se generó un grupo de unas 500 personas, arrendatarios de licencias. En este movimiento participaron apoyándolo personas tan ideológicamente diferentes como Eduardo Tarragona y Josep Solé Barberà. Fue el inicio de la ruptura con el poder establecido, fueron luchas en todas las asambleas de la Cooperativa, como en el Palacio de los Deportes, y otras. El primer nombre del STAC fue Coordinadora de Trabajadores Autónomos del Taxi, y su primer Secretario General Marcelino Barrientos Rabinat (1974) hasta el primer congreso del STAC donde fue elegido Miguel Tomás Romero (1977).
En 1974 salió una Orden Ministerial a nivel Estatal (llamada orden de Arias Navarro porque era entonces el Ministro de la Gobernación) en la que se reconoce los derechos de los arrendatarios de licencias.

 

 

Legalización del STAC

Después de la muerte de Franco, con la llegada de la democracia, el STAC se legaliza. El proyecto de Estatutos se redacta en el despacho laboralista de Albert Fina y se presenta, el 4 de Abril de 1977, pocos dà­as después de publicarse la Ley de Libertad Sindical. El STAC es el primer Sindicato del taxi legal en este país.

La primera acción pública fue oponerse a la huelga polí­tica convocada por el Sindicato Provincial del Taxi. Una acción coordinada en todo el Estado, coincidiendo con el referéndum de la Constitución. La huelga se inició el día 1 de junio y duró hasta el día 8 cuando el STAC, CCOO, UGT y CNT se vieron con fuerzas para romperla y decidieron volver al trabajo. Las pérdidas por esos dí­as se calcularon en unos 300 millones de pesetas.

El 31 de Mayo de 1977 se celebró una Asamblea en el local de Sindicatos en Barcelona(Via Layetana), en la cual los miembros del STAC exigen a la Cooperativa Industrial del Taxi (CIT) la publicación de los balances económicos desde 1972. En Noviembre de 1977, la primera candidatura de la Unidad Progresista, impulsada por el STAC gana las primeras elecciones democráticas a la Cooperativa del Taxi (conocida como la de la calle Berlí­n) por 780 votos frente a la candidatura que apadrinaba Solano.

 

 

Nace la Confederación del Taxi de España

Pocos días después, el 12 de Noviembre, el STAC iniciaba el primer congreso, con la asistencia de unos 700 afiliados, entre los cuales habían delegados de varias ciudades catalanas. El número total de afiliados con la cuota abonada era de 1156 y se eligió a Miguel Tomás Romero como nuevo secretario general del sindicato.

El STAC participa en esa época en la creación de la Confederación del Taxi de España, en cuyo seno estuvo trabajando para la consecución del ingreso de los autónomos en la Seguridad Social (1978) y del Reglamento Nacional del Taxi (aprobado por Real Decreto el dí­a 16 de marzo de 1979), actualizar las tarifas de carretera anualmente, etc. Todo esto se consigue tras dos huelgas de 24h. a nivel estatal. La patronal barcelonesa agrupada en la Junta de Grupos –con representantes de la Gremial Patronal, la UITB, Cooperativa Condal, la ABEAT, el STAB y la Gremial del Taxi—se opuso desde el principio al nuevo Reglamento Nacional y no quiso participar en las negociaciones.

La Contingentación de licencias metropolitanas en una proporción de 2,5 por mil habitantes fue aprobada por el Consell Metropolità en la sesión del 19 de octubre de 1979. El Reglamento del Taxi en Barcelona y su área Metropolitana se aprobó en 1981 y recoge la mencionada contingentación

 

 

Frenazo a la concesión de nuevas licencias

En Catalunya conseguimos la integración del Aeropuerto para los taxistas de Barcelona con la creación del área Metropolitana. También se logró la liberalización de las paradas de taxis, en Mataró, Sabadell, Terrasa etc. y frenar la política de concesión de nuevas licencias en esos municipios y en Tarragona.

Posteriormente, el STAC consigue los primeros carriles exclusivos para el taxi, también para el autobús, llevando la lucha a la calle pintando dichos carriles. Asimismo se consigue la señalización en el suelo de las paradas.

Estamos representados en la Comissió de Transports de Catalunya, desde la Generalitat presidida por Josèp Tarradellas y en la permanente de la Comissió de Circulació de l’Ajuntament de Barcelona, creada en 1980 , y asimismo en otros Ayuntamientos donde el sindicato tiene representación. A principios de enero de 1980, el sector del Taxi se encontró con un fuerte incremento de los precios de los carburantes, sin previo aviso del Gobierno. El día 9 de enero la Confederación General de los Trabajadores Autónomos del Taxi (CGTAT), actualmente la CTE, convocó una huelga a nivel estatal, que fue seguida mayoritariamente por los taxistas. Las reivindicaciones eran: subvención de los carburantes, entre otros puntos. El día 11, después de una carga de la policí­a sobre una manifestación de varios miles de taxistas fuero detenidas trece personas, entre ellas Miguel Tomás.

 

 

M.Tomás, Presidente de la CTE

La huelga no terminó hasta al cabo de seis días, cuando se dejó en libertad a los detenidos, a quienes se les impuso una multa de medio millón de pesetas. Al día siguiente, 15 de Enero, Luis Fernández de los Santos dimitía de presidente de la CGTAT y Miguel Tomás accedía a la Presidencia de la Confederación.

El II Congreso del STAC se celebró entre los dí­as 20 y 27 de Abril de 1980 y significó la consagración del Sindicato como principal fuerza a nivel de Catalunya.

Los días 26 y 27 de Mayo de 1984 se celebró en Barcelona, en el Hotel Prà­ncep de Viana, el III Congreso del Sindicato bajo el lema “Per l’enfortiment i la eficàcia”

El 3 de diciembre de 1984 fue firmado el Acuerdo Global para la Promoción del Taxi por parte de los sindicatos del taxi: STATC, ABEAT, APT, ATBM, CC.OO., IUTB y USPTI y un representante de la Corporación Metropolitana de Barcelona (actualmente área Metropolitana). El acuerdo consistió fundamentalmente en establecer a partir de 1986 una tasa por transferencia de licencia en el 10 por ciento del precio-promedio de mercado. Con ello se consiguió cubrir los costes del servicio y por otra proveer un fondo económico suficiente para que la Corporació Metropolitana de Barcelona efectúe el derecho de tanteo y retracto en las transferencias de licencias, con el fin de amortizar licencias. Por este método, en el periodo comprendido entre 1985 y 1991 se retiraron 111 licencias

El IV Congreso se realizó los días 26 y 27 de Noviembre de 1988 en Barcelona en el marco del Forum Tibidabo bajo el slogan: “Per un taxi millor, continuem treballant”

 

 

Nace la Confederación Europea del Taxi

Fundación de la Confederación
Europea del Taxi 1989

En Enero de 1989 participamos en Lyon (Francia) en el congreso constituyente de la Confederación Europea del Taxi como socios fundadores. El 2º Congreso se celebró en Barcelona los días 12, 13 y 14 de 1990, organizado por el STAC.

Las Olimpiadas de 1992 que se celebraron en Barcelona fue el gran fiasco para el taxi de Barcelona. Las perspectivas existentes de cara a ese acontecimiento fueron grandes pero una vez el acontecimiento se puso en marcha quedó demostrado la gran frustración para el taxi de Barcelona con la puesta en las calles de Barcelona de cerca de 2000 vehí­culos Seat Toledo blancos para el traslado del personal de las Olimpiadas.

 

Muchos compañeros hicieron un gran esfuerzo para renovar la flota. El V Congreso del Stac celebrado en Barcelona en noviembre de 1992 los días 27 y 28 institucionalizó el actual nombre del Stac. Transcurrida las Olimpiadas el sector del taxi entra en una gran crisis económica que culmina por un lado en la convocatoria de las segundas elecciones en el Taxi de Barcelona, 17 de mayo de 1994, donde el STAC quedó segundo a 19 votos de la Associació Catalana del Taxi (ACT). El 8 de junio de 1994 se firma un acuerdo entre las organizaciones Associació Catalana del Taxi (ACT); Sindicat del Taxi de Catalunya (STAC) y el Gremio Unión de Taxistes (GUT). Los tres puntos fundamentales del acuerdo fueron: Amortización de licencias; Un taxi, un conductor y Lucha contra el intrusismo.

 

 

Reconversión del taxi

El sector se moviliza por estos tres puntos. El taxi paró durante 8 horas el 6 de octubre de 1994 con la realización de una asamblea multitudinaria en un polideportivo de Sant Adrià del Besòs. Más tarde, el 21 de noviembre de 1994 se movilizan cerca de 7.000 taxistas en una gran manifestación por el Paseo de Gracia hasta acabar en el Ayuntamiento de Barcelona.

Se elabora un “Libro Blanco del Taxi de Barcelona” que sirvió para demostrar en papel lo que ya era palpable en la calle: el sector del taxi tiene un déficit de explotación. Mientras que en Barcelona se luchaba por: “Un taxi, un conductor”, los representantes del STAC en Mataró consiguieron que el pleno municipal de ese Ayuntamiento introdujera ese lema en el reglamento municipal que regulaba el taxi, aprobado el 2 de diciembre de 1994. El 30 de marzo de 1995 se llega a un acuerdo entre la administración y los sindicatos. Aquel día se realizó un paro similar a los dos anteriores. El Consell de la Entitat Metropolitana del Transport aprueba inicialmente este acuerdo esa misma fecha y el 1 de febrero de 1996 de forma definitiva. Este acuerdo plasmaba la reducción de 1,215 licencias; prohibición de contratación de asalariados a excepción de aquellos que ya hubieran tenido coches a doble turno. El VI Congreso del Stac, celebrado en Lleida, los dí­as 9 y 10 de noviembre de 1996, se realizó bajo el lema de “Un taxi, un conductor”. El mismo con el que se presentó a las elecciones de Barcelona. Más tarde se concreta la tasa para la amortización para aquellas personas que no se apuntaron a la campaña de publicidad era de 65.000 pesetas al año y para los que estaban dispuestos a llevar publicidad 40.000. Los resultados definitivos supusieron 426 licencias amortizadas y la desaparición de 1200 conductores. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia, promovida por 142 taxistas paralizó la continuidad de la amortización de licencias.

 

 

Resultados de las tres elecciones en el sector del taxi:

Elecciones año 1990

Escrutinio 10915
Participación 5852— 53,16%

Asociaciones
Gramio Unión de Taxistas 2452—47,84%
Sindicat del Taxi de Catalunya 1076—47,63%
Sindicat del Taxi de Autonomos de Barcelona 1075—20,97%
Asociación Empresarial del Taxi 522—10,18%

Elecciones año 1994

Escrutinio 10961
Participación 4736—43,21%

Asociaciones
Asociación Catalana del Taxi 952—20,13%
Sindicat del Taxi de Catalunya 933—19,73%
Asociación Empresarial del Taxi 706–14,93%
Sindicat del Taxi de Autonomos de Barcelona 674—14,25%
Gramio Unión de Taxistas 504—10,66%

Elecciones año 2000
Escrutinio 10532
Participación 3474—33%

Asociaciones
Sindicat del Taxi de Catalunya 1087—31,80%
Gramio Unión de Taxistas 758—22,2%
Asociación Empresarial del Taxi/ABEAT 640—18,70%
Sindicat del Taxi de Autonomos de Barcelona 515—15,10%

 

Eleccions año 2012
Escrutinio 10523
Participación 3222—30,61%

Asociaciones
Sindicat del Taxi de Catalunya 785—24,36%
Unión de Taxistas Autónomos Metropolitanos 657—20,39%
Asociación Empresarial del Taxi 458—14,21%
Coordinadora Metropolitana del Taxi 407—12,63%
Taxi Companys 325—10,08%