* Los empresarios piden ser excluidos mientras que el sindicato mayoritario reclama que los turnos se apliquen a todos
BARCELONA. LA VANGUARDIA.– La norma de los turnos horarios del sector del taxi entrará en breve en su fase de alegaciones. A falta de que se publique en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona algunos profesionales del sector ya tienen pensado presentar reclamaciones. Es el caso de la Asociación Empresarial del Taxi (AET) que pide que los empresarios queden excluidos del sistema de turnos horarios, la opción más votada de la consulta.
“Nosotros solicitaremos que el 10% de las empresas permanezcan al margen ya que tenemos un régimen de explotación contingentado y solicitamos un tratamiento de empresa que es de 24 horas de actividad porque tenemos dos conductores asalariados por licencia y coche”, explica Carmen de Tienda, la presidenta de la AET. “Si esta medida se aplicara tendríamos que despedir como mínimo a un 50% de los asalariados, más de mil personas, y con un 50% tampoco sabríamos si la empresa sería viable con un solo turno”, comenta Carmen de Tienda.
Por su parte, el Sindicato del Taxi de Catalunya (STAC), el mayoritario del sector, no tiene la intención de presentar ningún tipo de alegación y acatará la decisión mayoritaria. “Democráticamente aceptamos la medida que ha sido más votada y hemos presionado a la administración junto a otras organizaciones para que no se tocara ni una coma de lo que se había presentado a votación porque cualquier variación desvirtuaría la consulta”, explica José María Sánchez Baena, secretario del STAC de Barcelona y del Área Metropolitana. “Es una medida transitoria, la administración no pone una fecha límite y en el momento que el sector empiece a recuperarse se podría retirar”, recuerda Baena.
En el caso de que las alegaciones sean desestimadas la AET tiene pensado pedir la suspensión cautelar de esta norma en los tribunales. “Es un norma que perjudica de forma seria a nuestro colectivo, es una injerencia en la libertad de empresa y evidentemente pediríamos la responsabilidad patrimonial de la administración e iniciaríamos el contencioso-administrativo para solicitar la suspensión cautelar”
“Cualquiera de las medidas presentadas podrían dar aire al sector, nosotros entendíamos que la medida más adecuada era la regulación horaria porque permitía al taxista regular su propio horario y con los turnos para muchos compañeros serán incompatibles los horarios con su vida privada”, comenta el secretario general del STAC de Barcelona.
Fuentes del Instituto Metropolitano del Taxi (IMT) ha informado a LaVanguardia.com que está previsto que la norma se publique en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona el próximo 20 de marzo. “A partir de su publicación hay 30 días de exposición pública para que sindicatos, asociaciones o taxistas de forma individual puedan presentar sugerencias o alegaciones y si las hay posteriormente se someterán a un análisis”, explica el IMT.

Otra medidas para salir de la crisis

En un sector tan diverso como el del taxi las propuestas para salir de la crisis son también múltiples. “¿Dónde se ha visto que la crisis se arregle eliminando oferta y no aumentando la demanda? Lo lógico sería que se rebajen las tarifas para conseguir más clientes en el taxi o buscar otras soluciones más imaginativas”, explica la presidenta de la AET.
Para el STAC la solución pasa por modificar la ley del taxi. “Hay que volver a un taxi por conductor y entendemos que una parte como máximo del 10% de la flota pudiera ser dos vehículos conducidos por dos personas y no un 35-40% como puede llegar ahora”, denuncia Baena.
El pleno del Consejo Metropolitano del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) aprobó inicialmente el 6 de marzo la norma que regula el sistema de turnos para titulares de licencia de taxi. En el texto aprobado se recuerda que la regulación es transitoria, y que mensualmente se reunirá la Comisión Técnica de Seguimiento del IMT “para determinar la continuidad de la medida excepcional”, y si se cree que la medida “no cumple los objetivos por los que fue aprobada” la elevará al Consejo de Administración del IMT.
El 36, 2% de los votantes optó por los turnos rotativos de mañana (6 a 15 horas), tarde (13 a 22 horas) y noche libre en la consulta celebrada el 22 de febrero. En segundo lugar, un 30,1% se decantó por la regulación del horario de cada vehículo mediante taxímetro, el 13,2% consideró que la mejor opción era otorgar un día de fiesta cada 15 días, y el 12,8% un día de fiesta adicional cada semana. La consulta registró un 69% de participación, 7.240 de los aproximados 10.500 titulares de licencia convocados a votar./La Vanguardia